sábado, 21 de diciembre de 2013

Día 1. Las primeras impresiones de Londres

Después de unas semanas muy intensas por fin ha llegado el esperado 28 de octubre, en unas horas despegará nuestro avión con destino a Londres.
Suena el timbre y ahí tenemos a mi madre, esta vez es ella la encargada de llevarnos al aeropuerto. Ups! en esta ocasión como el trayecto es tan corto el discurso sobre "cosas a tener en cuenta cuando sales de casa" continua en la terminal del aeropuerto. Pasan los años y sigue con el mismo sermón que cuando cogía el autobús para irme de excursión con el colegio... Prometo dedicar un post sobre las aventuras que he tenido la suerte de compartir con uno de mis pilares, mi MADRE!!

Los trámites en el aeropuerto de Reus son ágiles y cuando nos queremos dar cuenta despegamos rumbo a London! El vuelo transcurre como cualquier otro que hemos hecho con Ryanair, hay momentos que es difícil diferenciar entre un viaje en avión o un paseo por la feria con tómbola incluida, creo que es imposible vender más cosas en tan poco tiempo... Aterrizamos puntuales y sin complicaciones en el aeropuerto de Stansted y ya podemos ver desde nuestras ventanillas que el sol se ha quedado en casa y el cielo amenaza con lluvia en cualquier momento.

El aeropuerto de Stansted, diseñado por Foster en los años 90, está situado a unos 40 kilómetros al noreste de la ciudad, convertido en el centro de operaciones de Ryanair ofrece a los usuarios unas instalaciones amplias y cuidadas, todo tipo de servicios y muy buenas conexiones al centro de la ciudad. 

Una vez que hemos pasado el control de pasaportes seguimos las indicaciones hasta la parada de autobuses desde donde parten las diferentes compañías. Conforme nos vamos acercando vamos viendo el caos más de cerca, mucha gente agolpada esperando su autobús sin un orden definido y poca gente organizando el descontrol que hay formado.
Con el fin de aprovechar al máximo nuestro primer día en Londres, hemos realizado la reserva con Terravision para el autobús de las 12:00 horas y cual es nuestra sorpresa que presentando los billetes nos dicen de muy malas maneras que nos pongamos a la cola sin darnos opción a explicarnos. 
Nuestro enfado va en aumento cuando vemos que los autobuses no llegan cada quince minutos como anuncian en su web y va pasando el rato y no nos movemos. Nada mejor para pasar el rato y aguantar el frío que un café con leche bien caliente y unos dulces (3.60 libras). Después de casi dos horas de espera conseguimos subirnos al autobús que nos dejará en Victoria Station.


Si algo tenemos claro después de nuestra experiencia con Terravision en Londres es que a pesar de que el trayecto de vuelta funcionó a la perfección, la próxima vez utilizaremos el servicio que ofrece National Express por su amplia frecuencia de autobuses y el trato que vimos que mostraban a sus clientes. 
Aprovecharemos la hora y cuarto que dura el trayecto para reorganizar las visitas que teníamos previstas para esta tarde, después de este retraso el British Museum tendrá que esperar...

Nada más entrar en Londres podemos comprobar la cantidad de tráfico. Estamos indignados con tanto retraso, entre unas cosas y otras hace más de tres horas que tendríamos que estar disfrutando de la ciudad. Al menos durante el trayecto nos vamos haciendo a la idea de lo que nos espera mientras pasamos junto al Puente de Londres, London Eye, Big Ben...

Nada más bajarnos del autobús vamos hacia la estación de tren de Victoria Station donde compramos nuestras Travelcard de una semana compatibles con los descuentos 2x1 que ofrece Days Out Guide. Importante no os olvidéis llevar una foto tamaño carnet y recordar que se pueden pagar tanto en efectivo como con tarjeta de crédito (30.40 libras cada una).



Con nuestras Travelcard en la mano paramos a comernos un par de menus de bocadillos de la cadena Subway (9 libras) antes de poner rumbo a Earl's Court para poder dejar las maletas en el hotel y empezar a callejear por Londres!

El metro de Londres se inaguró en 1863 convirtiéndolo en el más antiguo del mundo. Actualmente dispone de unas 270 estaciones  y 12 líneas principales que se distinguen fácilmente por sus diferentes colores que cubren más de 400 kilómetros. El horario de servicio es amplio, de 05:15 a 00:30 horas; durante las horas que permanece cerrado disponemos de unas líneas de autobuses nocturnos que recorren el centro de la ciudad.
Dos paradas de metro y unos pocos pasos nos separan de Hotel City Continental Kensington. Está situado en una tranquila calle junto a la estación repleta de las características casas de estilo victoriano.


El hotel ha sido todo un acierto tanto por su ubicación como por sus instalaciones. La atención del personal del hotel desde el primer momento ha sido muy correcta ofreciéndonos ayuda para organizar diferentes actividades en la ciudad.
La habitación a pesar de no ser muy grande no le falta detalle y cumple con creces lo que veníamos buscando. La estancia en la habitación ha sido un visto y no visto porque nos pueden las ganas de movernos por Londres!!


Cuando salimos del hotel ya ha anochecido y que mejor manera que empezar disfrutando de las luces y el ambiente de Picadilly? Haciendo uso de nuestras Travelcard nos vamos hasta la estación de Picadilly Circus y nada más salir nos encontramos con este espectáculo de luces!!


Picadilly Circus es el lugar de encuentro de turistas, curiosos, vendedores... por el que tarde o temprano todos acabamos pasando. Famosa mundialmente por sus pantallas gigantes llenas de luces para anunciar las marcas comerciales más famosas.


En el centro de la plaza se encuentra la célebre fuente coronada con la figura del ángel de la caridad cristiana, conocida como Eros por su parecido con el dios griego de la atracción sexual, el amor y el sexo.


Los edificios que rodean esta plaza albergan múltiples centros comerciales, sobre el que destaca Lillywhites, donde podemos encontrar cualquier prenda de ropa deportiva que podamos imaginar a unos precios muy competitivos. Empieza a llover, así que es el mejor momento para disfrutar de un rato de compras!!


Si venís a Londres os aconsejamos dejar hueco en la maleta porque es imposible no comprar nada en Lillywhites,  donde se encuentran verdaderas gangas a pesar del cambio de divisa.
En las avenidas que rodean Picadilly Circus se encuentran los numerosos teatros donde poder disfrutar de los mejores musicales en cartelera. Vamos paseando hasta Shaftesbury Avenue donde las luces y el ambiente hacen que enseguida decidamos que no nos podemos ir de Londres sin disfrutar de un musical, pero, hay tantos que por cual nos decidimos?
Thriller!! se terminó la duda, que mejor manera para cerrar este viaje y disfrutar de una terrorífica noche de Halloween?


Las calles paralelas a esta animada avenida albergan una de las comunidades más importantes en la sociedad londinense; los farolillos de colores no dejan lugar a dudas, nos adentramos en Chinatown.



Apenas unos pasos para dejar atrás occidente e inundarnos de un ambiente totalmente oriental, adentrándonos en la sociedad China donde su caligrafía en los carteles de las calles...


...costumbres y gastronomía están presentes en los restaurantes y tiendas. Será un adelanto del gran viaje de 2014???




Mateo donde vas? Bueno si vivieras aquí ya se donde pasarías muchos días de fiesta!


Prince Charles Cinemas son muy conocidos por los amantes del cine, aquí se pueden ver clásicos en versión original y como no podía ser de otra manera Charles Chaplin está presidiendo la entrada.


Unas inconfundibles luces llaman nuestra atención sin podernos resistir a entrar en el mundo M&M's.



Los amantes del chocolate no podemos dejar la ocasión de vivir una divertida experiencia en la tienda de chocolate más grande del mundo.
M&M's tiene cuatro tiendas repartidas por todo el mundo, guardamos muy buenos recuerdos de la visita que hicimos cuando estuvimos en New York, así que, allá vamos!!


Es pasar la puerta y entrar de pleno en el mundo M&M's donde el color, la música, la luz, la olor... inundan nuestros sentidos.


La tienda de Londres se encuentra en Leicester Square, una de las calles más concurridas de la ciudad así que no os preocupéis porque terminaréis pasando en más de una ocasión por M&M's.


Todo el merchandising que os podáis imaginar se puede encontrar en su tienda, pero, el plato fuerte llega al estar frente a los dispensadores de colores de M&M's. Hay tantos que cuesta elegir y la bolsa poco a poco se va llenando...


La decoración de la tienda merece una mención especial, hay M&M's caracterizados por toda la tienda y trabajadores ofreciéndose para fotografiarte y así poder llevar un recuerdo para siempre, porque os aseguro que nuestros M&M's no volvieron a casa....

... Uy, pero si este M&M nos trae recuerdos de nuestro querido naranjito!!!


En la planta baja es donde más gente se agolpa porque es donde se encuentran los famosos dispensadores presididos por una reproducción de la portada del disco de los Beatles "Abbey Road", más conocido como el famoso paso de cebra de los Beatles!!!


Va siendo hora de dar por finalizado el primer día en Londres, pero, antes nos sentamos a cenar en Pizza Express que hay muy cerca de Picadilly. Donde disfrutamos de una bonita velada mientras vemos el ambiente que hay en esta zona de la ciudad. Si estáis por esta zona os recomendamos este restaurante por su calidad, variedad, servicio y cantidad, como todos sabemos Londres es una de las ciudades más caras del mundo y nos ha parecido un precio correcto para dos pizzas, cervezas y agua (26.60 libras).


Al llegar al hotel nos damos cuenta del cansancio, nuestras piernas notan el tute que les hemos dado desde primera hora y piden descanso. Disfrutamos de un café con leche y unos dulces que nos han dejado en la habitación por cortesía del hotel mientras recopilamos las visitas que hemos podido realizar hoy a pesar del contratiempo con el que hemos empezado nuestra aventura londinense.

Una intuición nos dice que este viaje promete grandes momentos!!! 








6 comentarios:

  1. Vaya putada lo de terravisión!!! A nosotros nos funcionó bien en ambos viajes, pero algo de descontrol si que vimos en el aeropuerto :S
    Será questión de probar la otra compañía y comparar a ver que tal...

    Buenos recuerdos me traes ;) lo pasamos como niños en la M&M's jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, te puedes hacer una idea del mal humor que nos entró!! Nosotros hemos utilizado Terravisión en otros países y el servicio siempre ha sido bueno, pero lo del viaje de ida a Londres no tiene nombre...

      En M&M's lo pasamos como los indios y no te pienses que fue la única vez que entramos! Es lo que tiene quedarse sin provisiones de M&M's a los pocos días.... jajajajajaja

      Eliminar
  2. Qué ganas de visitar Londres! Justo acabo de leer otro post sobre esta bonita ciudad, me dan ganas de ir al aeropuerto y pedir el primer vuelo que salga hacia allí jajaja. Eso sí, ya tendré cuidado de no reservar con los de Terravisión por si acaso :S

    Un saludo y felices fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aran si no fuera porque las obligaciones laborales no me lo permiten, yo también cogería el primer vuelo para pasar fin de año en Londres!!!
      Te animo a que incluyas esta ciudad en tu lista de destinos pendientes, no te defraudará!!

      Saludos y Feliz Año!!

      Eliminar
  3. Si tienes la intención de venir próximamente a UK para vivir, trabajar o estudiar le informamos que hemos puesto a vuestra disposición el servicio internacional de envío de tarjetas SIM giffgaff a cualquier país del mundo.

    Solo tenéis que hacer un click en el siguiente enlace, informaros detalladamente acerca de qué es y las tarifas prepago que ofrecemos y, por último, rellenar el formulario de pedido. Garantizamos la llegada de la tarjeta en un plazo máximo de 5 días al domicilio indicado.

    http://giffgaffdelivery.com

    ResponderEliminar
  4. es una hermosa ciudad espero pronto ir

    ResponderEliminar